miércoles, 23 de julio de 2008

CRONOS (25 de Julio al 7 de Agosto)


Fecha para verla: 25 de Julio al 7 de Agosto.
Fechas para sugerir el siguiente filme: 25 de Julio al 2 de Agosto.

Ficha Técnica.
Año: 1993.
Director: Guillermo Del Toro.
Actores: Federico Luppi, Ron Perlman, Claudio Brook, Mario Ivan Martínez, Daniel Gimenez Cacho, Margarita Isabel.
País: México.

Fuente: http://www.imdb.com/title/tt0104029/



Para los que no la tengan disponible, se puede bajar de la siguiente dirección;
http://vagos.wamba.com/showthread.php?t=102165

INICIEMOS EL DIÁLOGO

11 comentarios:

nowhere man dijo...

Breve sobre Cronos...

La mitología griega encierra en el nombre de Cronos una historia de terror por sí misma. El Titán, temeroso de que su progenie le arrebate del poder como él mismo lo hizo con su padre Urano (el castigo de “neoptolomeo”), devora a sus hijos recién nacidos. Rhea, su astuta mujer, lo engaña dos veces: le entrega un caballo en vez de Poseidón y una piedra en vez de Zeus. Después de ingerir un catártico, Cronos vomita a sus otros hijos, quienes liderados por el mismo Zeus y con apoyo de los otros Titanes, Cíclopes y Hecatonquires, derrotan a su padre, enviándolo al Tártarus del inframundo. Posteriormente, lo libera de esa mítica prisión y lo envía a las Islas de Blest, a donde los hombres virtuosos llegarán después de la muerte, “the afterlife”….

Es precisamente ahí donde el nombre de la película toma un sentido especial, Cronos es el dios de la vida eterna… Didier De la Guardia es quien desesperadamente busca alcanzar esta vida eterna, es una verdadera una compulsión que es atenuada por la obsesión de una búsqueda frenética de casi cuarenta años. El dolor que rodea a este personaje, la muerte siempre presente en cada uno de esos frascos en la vitrina, llenos de órganos, inmerso en un obscuro y “hospitalizado” ambiente, intentando prolongar su vida, se deshumaniza… camino a la muerte, Didier es un monstruo en vida…

Otro, Jesús Gris, se encuentra con la vida eterna, no la busca, ella lo encuentra a él… una poderosa experiencia, nueva, inmersa en curiosidad, dolorosa sí, pero valiosa al fin: recupera lo que había perdido, lo que se iba desvaneciendo, recupera aliento, poder… vida… Sin embargo, este precioso tesoro implica un pacto bajo, observamos cómo este personaje literalmente tiene que arrastrarse y lamer el piso por sangre (la sangre es vida, Asclepio), y cómo, camino a la vida eterna, Jesús es un monstruo después de la muerte…

Andrea constituye el silencioso testigo, la relación amorosa protege sobre todo y ante todo, esa relación, en una postura perfectamente infantil. Celosa, observa con mirada de desaprobación cómo sus abuelos se encuentran en un abrazo. Gozosa y orgullosa, prepara la “cama” (baúl) donde el abuelo seguirá siendo “suyo”, su secreto… También es de notar que es este personaje el que recuerda el mensaje eterno de los filmes de vampiros: el amor lo vence todo, frena al monstruo que estaba a punto de devorarla, con la única línea que tuvo en la película. Única, sí, pero lo suficientemente poderosa para hacer la entrada triunfal del mensaje que el mismo Drácula dejaba claro “… ¿de qué sirve la inmortalidad sin amor?...”

Es este último acto el que rescata el devenir de nuestros protagonistas (apoyado por el cambio en la iluminación de las escenas), verdaderamente el amor lo vence todo, Jesús alcanza el descanso eterno, alcanza la paz.

El “toque mexicano” a las historias de vampiros queda definida al establecer el tinte de leyenda con la historia del alquimista-relojero, que le da un sabor de propiedad, de algo creíble, puesto que tiene el misticismo con el que todos los mexicanos crecemos, entre lloronas y callejones del beso, nahuales y brujas… Mención especial merece la actuación de Giménez Cacho, el juego eterno del mexicano ante la muerte, magistralmente caricaturizado, el baile, el albur, el arte que envuelve a este inevitable y común desenlace… oda a la muerte, versión Tepito…

Es muy interesante también el contexto en el que se desarrolla esta historia, Navidad, una temporada en la que se encuentran sentimientos diametralmente opuestos, felicidad, tristeza, esperanza, hastío, soledad, para muchos una nueva oportunidad, para otros un recordatorio de lo vacía que puede ser la vida…

En fin, Del Toro nos deleita con una nueva visión sobre las historias de vampiros, con mucho más fondo que el clásico “Escucha las criaturas de la noche…” que lanzara al estrellato a Lugosi, pero sobre todo, una visión centrada en la humanidad de los personajes, en una realidad tangible, perceptible, que constituye en sí la parte que la define como una obra de arte en el cine de terror…

Adéndum: Sabemos ahora que Drácula es en realidad un insecto.

Ente dijo...

ALERTA DE SPOILERS

Creo que el mayor mérito que tiene Guillermo del Toro no radica tanto en el logro con Cronos sino en el logro a partir de esta historia. Si no vemos como historias aisladas el paso por Cronos hasta la presente Hellboy II (lástima que le tocó compartir cartelera con la mejor película adaptación que se ha hecho de un comic, The dark knight) es mucho más interesante apreciable el mérito al que me estoy refiriendo, aunque claro, falta ver que puede hacer con la futura El hobbit.

No se trata de comparaciones sino, como mencioné, intentar seguir una línea, o mejor dicho, leer entre líneas (¿o entre guiones?). Esta semana volví a ver Cronos después de 8 años más o menos. Lo primero que me llamó la atención fue ver el nombre de la Universidad de Guadalajara al inicio, como una de las instituciones que aportó capital para la película. Fuera de la UNAM nunca había visto aportaciones de este tipo por alguna universidad en México. El mérito no se si haya sido de los productores o del director, claro que Guadalajara era su ciudad natal (del director). En fin, orgulloso de mi tercera alma mater…ja, para los que no sepan soy egresado de ahí y mal que bien se le ve como una institución que ha sobrevivido a tantos embates de una sociedad tan mocha y cerrada como la tapatía (saludos a las mega-limosnas y al turismo religioso). Bueno, no nos desviemos.

Fue imposible verla como la primera vez, cuando era tan difícil de creer en una producción de ciencia ficción hecha en México, por un director mexicano y con gran parte del elenco conformado por mexicanos (una ayudita ya que en este sentido sólo recuerdo las del Santo y Blue Demon). Ahora teníamos quince años de historia con este equipo de dirección, producción y también de actuación. De esta manera fue más como ver una “precuela” de estos 15 años. Lo feo en este caso es que ya no seguimos viendo IMCINE, Universidad de Guadalajara o FIDECINE al inicio de sus películas.

“Mira, el mismo actor de Hellboy”, “el mismo actor del Espinazo del Diablo”…”Tuvieron buen ojo para trabajar con él aunque en esos tiempos no había casi lana”…observaciones más que evidentes. ¿Alguien más buscó similitudes? Supongo que si. Algunas son mencionadas en los “extras” para los que pudieron ver la versión que incluye esta parte, como quiera aquí van los que pudimos ver.

Primera. De hecho la primer película que pude ver de este equipo fue Mimic y no Cronos. La obsesión por las cucarachas y los insectos salta a la vista de inmediato. En el Laberinto del Fauno y Hellboy hay muchos insectos también.

Segunda. La enorme carga de referencias religiosas, bueno, no sólo imágenes sino que en los diálogos es algo a lo que se recurre continuamente. En este caso hay referencias muy directas en el guión (con los nombres de Jesús y Ángel de la Guardia por ejemplo) , con las imágenes de arcángeles casi en todas las locaciones o con referencias explícitas en los diálogos como la conversación del mosquito y los insectos como criaturas favoritas de Dios.

Tercera. Los elementos biomecánicos. Casi siempre partiendo de engranes. En Cronos es el elemento principal pero son un elemento recurrente en Hellboy I y II, Blade II, algo más rebuscado en el Laberinto del Fauno (el propio laberinto) ¿Algún otro?.

Cuarto. Creo que la mayor fuerza de la que parte esta película (y algunas otras de Del Toro) es la unión de elementos de terror con la visión desde la perspectiva de los niños. Existe una relación de amor incondicional entre Aurora y su abuelo Jesús. Nunca juzgan las acciones, solo se preocupan uno por otro. Además el elemento de terror del abuelo “vampiro” en ningún momento es factor para una lejanía de Aurora, quien inclusive está dispuesta a sacrificarse por él en la secuencia final.
Lo mismo de parte del personaje del abuelo, quien debe sacrificarse al final en función de quienes quiere (hay un vidrio grande enterrado en su costado, posiblemente símbolo de la lanza enterrada en Jesús, cuenta la leyenda, antes de morir).

Evidentemente el terror es mostrado en todas las siguientes películas: como insectos mutantes (Mimic), como fantasmas (El espinazo del diablo o inclusive El orfanato), como una situación bélica ( El Laberinto del Fauno) o como un ser del infierno (Hellboy), pero siempre existe la figura infantil quien no teme a esta situación sino que la observa desde otra lógica, sin cargas de prejuicios como los de los adultos.

Otro elemento que aparece aquí y que saldría en sus futuras películas es la muerte como una situación liberadora, no como un castigo sino como un premio.

En general puedo decir que esta forma de ver la obra, a manera de precuela deja un buen sabor al darnos cuenta que la escencia y los ejes de las historias siguen respondiendo a los intereses de lo que el propio director quiere mostrar pese a ser más “joligudescos”.

Sigamos con el diálogo…..
saludos.

Amanda y Edgar dijo...

Pos lo que dicen si esta muy interesante... solo puedo decir: "no, pus sicierto"... yo la vi hace mucho y me gustó y como dicen por ahí, entonces me sorprendió ver que SI estaba buena y muy entretenida: tiene malos, buenos, incio, trama, fin y esta muy bien contada... lastima que ahí quedo y el cine mexicano no evolucionó en esa dirección, del Bull mejor se fué a los esteits, y la pelicula quedo como incidente aisaldo, nunca mas igualado...

los tips que dan aqui de la simbología estan muy certeros... y muy (demsiado?) inspirados... solo una sugerencia naca: los comentarios parecen (o son) ensayos, 'tan muy largos y cubren muchos tópicos a la vez... a lo mejor de a tema por comentario estaria mas facil armar una discusion... ahí como vean, yo no mas digo, si quieren, pus bueno, y si no, pus no...

saludos a todos...

Gabriel R. dijo...

¿¡Y ahora qué digo??, me quedo con sus comentarios, muy agradecido. Me gustó la peli, y valió la pena leerlos a ustedes... Dada mi ignorancia no digo más.

silvia dijo...

Me gustó la película, y de manera semejante a mi reacción a las películas previas que había visto de Del Toro “El laberinto del fauno” y “El orfanato” me conmovió y me gusta la manera en como hace películas de "horror", al armonizar el horror con la ternura y dejarte con un mensaje de por medio (¿será moraleja?). No es tanto el hecho de los temas universales que toca, si no en su manera de hacerla y cómo les dá fuerza al cargarlas de símbolos mitológicos (obvio, ha ganado muchos premios). En el caso de esta película, te va envolviendo en el misterio al plantear la “fantasía de la eterna juventud”, de una manera tan cotidiana, para hacerte partícipe de la trama. Y se va desarrollando con algunas de las consecuencias de la elección que cada quien hace o pudiera hacer, que son infinitas y en muchos “tonos de gris” (me refiero a la metáfora de la polarización negro o blanco y los grises de en medio); hay muchas cosas que decir… que no acabo, así que sintetizando (y teniendo presente que dejo muchas cosas fuera): En el caso de los personajes de CRONOS, va mostrando el desarrollo de una fantasía llevada hacia su extremo o hasta sus últimas consecuencias, es decir, hasta el punto en el que predomina la agresión y la destrucción (en la misma persona y en sus relaciones con los demás). La cosa puede quedar ahí, como sucede con el señor De La Guardia (el tío de Angel, no me acuerdo como se llama) que queda destruido; ó, como en el caso de Jesús Gris, tenga la oportunidad de redireccionar o replantear la fantasía, al volver a lo central en su vida (que en este caso era el amor que sentía Jesús por su nieta) y lograr un equilibrio mas satisfactorio consigo.
Parece un bosquejo de reporte psicológico ¡ja! mi sello y sus errores, innegable.

fac dijo...

Yo la vi hace ya varios años bajo recomendación del edgar y no me gustó mucho.... igual y porque en ese entonces mis gustos eran menos finos. Ahi si luego tengo chance de verla de nuevo, regreso a poner otro comentario.

carbolit2001 dijo...

A mi ver, “Cronos”, la película más cara de la historia en México hasta ese momento, es la catapulta que arrojó a del Toro lejos de nuestro país. Es la obra que estoy seguro le hizo darse cuenta de que para plasmar en la pantalla lo que soñaba, lamentablemente requeriría más de la libertad creativa que solo la concesión de un alto presupuesto de una casa productora importante puede darte. Sin embargo poco a poco se hace manifiesto en su obra el efecto adverso al que la utilización de altos presupuestos suele conllevar,…el fondo de la historia comienza a esconderse demasiado en la forma en que te la narran, a veces tanto que suele perderse completamente.

Sobra hacer un análisis de los personajes de la cinta, ya que en los comentarios anteriores se han realizado algunos excelentes. Quizás lo único que me gustaría agregar son unas líneas sobre los personajes pivote de la película. Aurora y Angel de la Guardia.

El rol de Angel de la Guardia, interpretado por un sueldo sumamente recortado en esta cinta por Ron Perlman , el ahora Hellboy , representa la total antítesis de los roles principales (Jesús Gris y Didier de la Guardia). Angel no piensa en la eternidad en ningún momento, ni siquiera cuando se entera de que esta se encuentra en juego. Simple y sencillamente no desea creer en lo que enfrenta a su tío y al señor Gris de tan obsesiva manera. Sus acciones, pensamientos y actitudes, tienen como motivación, la inmediata satisfacción de instintos y la espera de la recompensa a corto plazo que representa la muerte de su tío, transmitiéndonos una de las moralejas “satélite” de la historia mediante su muerte (sin sentido realmente) a tan solo minutos de lograr su tan ansiada meta.

Y que decir de Aurora, personaje infantilmente adulto, que sabe que si el artefacto encontrado por su abuelo no es un chocolate envuelto en aluminio dorado, no puede ser nada bueno (por cierto, genial recurso el de llegar tarde a la escena para tener que oír lo dicho por Aurora mediante la repetición de sus palabras, manteniendo su voz en secreto hasta el momento adecuado). Es de llamar la atención la manera en que se retrata en ella la virtud (o defecto, según se quiera ver), que poseen los niños para entregar su total confianza y respaldo contra lo que les dicta su instinto, cosa que para los adultos, nos resulta casi, sino es que totalmente imposible realizar.

¿El mensaje ?........”Todo tiene un valor relativo. Absolutamente todo”. ¿Cuánto vale una eternidad, si la has de vivir convertido en algo que no deseas y ajeno a quienes amas?.

Cronos es en definitiva una peculiar fábula, con excelentes personajes, convertida contra todos los obstáculos con que puede encontrarse la realización de una cinta de ficción en nuestro país, en una muy buena y meritoria película………..

P.D. Me permito proponer "La haine" (El odio) de Mathieu Kassovitz, para la siguiente sesión. Saludos y Gracias

Feliponcho dijo...

Hay varios elementos que me encantaron de la película y que muchos de ustedes ya mencionaron. El primero es la actuación de Ron Perlman.. que si me preguntan su peor oso ha sido HellBoy!; pero ¿cómo olvidar a Ron en su actuación en "La ciudad de los niños Perdidos" de Jeunet? Habrá que preguntarse ¿Qué mueve a este sujeto a hacer películas de bajo presupuesto (para su bolsillo) pero de tan algo bagaje 7moartístico? ¿Qué lo hace juntarse con directores tan fantasiosos y enigmáticos como Del Toro y Jeunet?

Otra cosa que me gusta es la posición relevante que ocupa este filme en la cronología del "nuevo" cine mexicano. Hay personas que engloban el cine mexicano como un género aislado pero sin duda alguna Cronos escapa aa esta pseudoclasificación para posicionarse como un "musthave" del terror mundial; mérito reconocible a Del Toro por que supo jugar muy bien las mismas piezas del tablero filmico mexicano a las cuales muchos otros directores tienen acceso, pero que sus obras ni siquieran llegan a la cartelera.

Muuuchas Gracias.

Rebeca a a a dijo...

Es la primera vez que la veo, que conozco de su existencia y que veo algo de del Toro. Así que no hubo prejuicios de por medio.
Lejos de comentar todo eso que ya dijeron, creo que hay que hablar también de cómo la peli está llena de detalles que la hicieron una buena realización, como la manera de abuelear y rejuvenecer a Jesús Gris. Para mí, es uno de los elementos mejor logrados de del Toro, pues con los recursos externos al personaje se vigoriza aunque él no haya cambiado ni un gramo. Sin querer, uno empieza a buscarle y encontrarle las diferencias…
Ahora, me hubiera gustado que el personaje de tío de la Guardia estuviera mas desarrollado o que el argumento diera para mas pues creo que la necesidad que tenía del artefacto está medio chafona, contrario de lo que opina el hombredeningunaparte a lo mejor me hubiera peleado mas por obtenerlo, después de todo era el pago por la “eternidad”… igual al don chuy que parece que se está fumando un porro y no que realmente es consciente de lo que le está pasando o de lo que busca con el aparato… pero no lo lleva más lejos, va exactamente a donde le piden que vaya.
De las mejores sorpresas de toda la película es Giménez Cacho… que mejor chilango no pudo ser, así son estos hijos de la chgd.
También podemos ver parte de esa caracterización en Margarita Isabel que casi me hace llorar cuando ve a Jesús Gris sin bigote, igualmente comparte mucho del momento que vive, estos dos muchachos son orgullo nacional. “Ponen muy en alto el nombre de nuestro país” JA JA JA
Pero bueno, fuera de todo eso, tiene tomas muy buenas y detalles que hicieron me fascinara, como el momento en que entran a la tienda y la niña arranca una hoja del calendario, creo que es una manera de hacernos parte de su rutina tan fuera de lo común y que al mismo tiempo manifiesta un signo de esperanza.
Mmm y como comentario extra, considero muy afortunado a Ron Perlman que su cara de chango le haya valido tantas representaciones de ficción (si fuera su mama no estaría muy orgullosa de eso).

Ah, y creo que es barato revender la peli con la foto de la chica pelirroja que ni sale.

ignorante dijo...

No tengo mucho más qué decir. Parece que salió bien esta primera película en cuanto a comentarios y a las distintas interpretaciones. Sólo añadiré algunas observaciones formales.

Creo que la película, en general, se cae en la última parte. En gran medida me parece culpa del guión, que tiene una buena trama a la que le ayuda en la puesta en escena el uso de símbolos y otros recursos no verbales, pero con parlamentos mediocres (lo que demerita, por ejemplo, la actuación de Claudio Brooks, que no tiene gran cosa qué hacer con lo que le dieron). Hay excepciones como la ya mencionada de Giménez Cacho.
La otra parte que para mí se cae al final es la fotografía (Guillermo Navarro, también acompaña a del Toro en sus siguientes películas), muy buena 3/4 de la cinta, tanto que me hizo olvidar que esta era una peli de salida de los ochentas... hasta que toca el momento de volverla sombría. Ahí es en mi opinión cuando se cae la fotografía.

Nowhere man (creo que era mito eso de que no tiene un punto de vista) - A mí también me encanta la variación histórica-mística de lo vampiresco, y el Mario Iván está muy bien en su corta actuación. Por cierto, la ambientación está muy buena y eso es evidente en la primera secuencia.

Ente - Muy bueno el listado de elementos... ahí se me ocurre otro que no sé si exista en las otras películas. ¿Qué hay con todo eso de poner los letreros (el más chistoso es el de tránsito) en varios idiomas, del desván con periódicos, cajas y objetos también con inscripciones en varios idiomas, la mala línea de los peruanos y argentinos, el que esté hablada en varias lenguas, etc?

Amanda y Edgar - Sí, una lástima.

gabriel r - No m...

Silvia - más más!

Carbolit - Me gustó mucho tu apreciación, muy completa... hasta entendí varias cosas, je. Por cierto... el chilango que crece en mí desconfió y piensa que varias características del filme se deben a... ¡producción! De ahí que empecé a pensar que la niña no habla sencillamente porque no puede (no sé, sería gringa o una no-actriz) y utilizaban esa clase de trucos que mencionas... quizá hasta se cambió el personaje del abuelo para que fuera argentino y así meter al Luppi (actor argentino de carrera reconocida y que me acabo de enterar es el rey en El Laberinto). Bah, paranoia.

Feliponcho - De acuerdo con lo de del Toro. Admirable cómo pudo hacer eso, sobre todo viendo lo joven que era (y se veía aún más) en el cómo se filmó del DVD.

Tachis - Cierto lo de de la Guardia, yo culpo al guión. Me ganaste lo del póster, yo estuve esperando hasta el final a que saliera la pelirroja.

Susana San Juan dijo...

Bueno, seré breve dada mi tardanza. Disculpen por promover el desorden. A mí me gustó la película principalmente por su sencillez. Me parece que está hecha de muchos lugares comunes recurrentes en otras historias de "terror" romántico, como Frankenstein o entrevista con el vampiro, dándole el mismo tiente enternecedor y moralino. Esos lugares comunes son:
1. el asumir a la codicia y a la ambición como la verdadera maldad (Didier),
2. el asumir al sacrificio como la verdadera bondad (Jesús, algo muy religioso, por cierto),
3. el asumir a la soledad como la verdadera fuente de terror,
4. el asumir que este tipo de terror generado por la soledad le es indiferente a los niños (supongo que porque se asume, también, que ellos viven en la inocencia aportada por la incondicionalidad de quienes los quieren),
5. el asumir que la anormalidad en sí no es una deformidad fìsica, sino la posesión de un punto de vista que no es común, que pocos entienden, que aisla, que arroja al margen.
Viéndolo así, estos lugares comunes también los toca en otras de sus películas, exactamente del mismo modo (en el laberinto del fauno y Hellboy, por ejemplo). Pienso entonces que quizá sea esto lo que le pone el sello particular a las películas de Del Toro. Ese es el aire de familiaridad que percibí al ver Cronos.
Así, lo que valoro en Del Toro, realmente, es su capacidad para contar la misma historia en tan distintas versiones, de tal modo que parecieran muchas y no una. Eso me gusta de él.